EL ASBESTO MATA

 

Cómo lo encontramos

El 16 de febrero de 2018 nos enteramos por los medios de comunicación de que en el Metro de Madrid un trabajador que desempeñaba sus tareas en la flota de trenes CAF 5000 había desarrollado una patología relacionada con el asbesto.

Esto encendió nuestras alarmas, ya que esos trenes ahora estaban circulando en la Línea B del Subte de Buenos Aires y nuestros compañeros del Taller Rancagua venían trabajando a diario sobre las piezas denunciadas en España de contener asbesto.

El 20 de febrero nuestro sindicato envió 3 cartas documentos solicitando explicaciones sobre dicha presencia a SBASE −empresa estatal propietaria del subterráneo−, a la concesionaria Metrovías y a la ART Galeno. Las tres respondieron que desconocían la presencia de este mineral.

Entonces la AGTSyP solicitó los manuales técnicos y planos  de estos trenes, que unos días después fueron entregados y revisados por nuestros técnicos. En los planos de fabricación figuraban las numerosas piezas que contenían asbesto.

El 13 de marzo realizamos el primer paro en la historia de nuestro país por autodefensa de la salud, por exposición al asbesto, un mineral que en la Argentina se encuentra prohibido desde el año 2003.

La Secretaría de Salud Laboral de nuestro sindicato les pidió a los compañeros de los talleres de material rodante que acercasen piezas de las cuales sospecharan. Este material fue enviado a la Universidad Nacional del Sur para ser analizado por la doctora Leticia Lescano, geóloga especializada en asbesto.

Los estudios confirmaron la presencia de asbesto en su variedad de crisotilo en piezas de distintas flotas, como los trenes Mitsubishi, Nagoya en sus series 300 1200 y 5000, Fiat, GEE-CAF y Siemmens. También se detectó el mineral en el techo del cuarto de conductores del Premetro y en las pastillas de freno de las escaleras mecánicas de madera de la Línea E.

Ante este panorama, solicitamos el ingreso de todos los trabajadores del subterráneo al RAR (Relevamiento de Agentes de Riesgos) por exposición al asbesto, esto implica que se les realice de por vida un monitoreo epidemiológico, que consta de tres estudios específicos para la detección de asbesto en el organismo −placa radiográfica para asbesto, espirometría y tomografía computada de alta resolución− y el deber de guardar las historias clínica por 40 años.

Además comenzamos a exigir que se realizase el muestreo de todas las piezas sospechadas de contener asbesto y se implementara un plan de desasbestización del ámbito subterráneo, que implica el retiro de los focos de contaminación en el material rodante y en las instalaciones fijas de la red.

El 18 de diciembre de 2018 obtuvimos la primera confirmación oficial de presencia de asbesto de la flota CAF 5000 y en enero del 2019 ingresaron al RAR los primeros 192 compañeros, todos ellos de los talleres Rancagua y Urquiza de la Línea B.

También logramos conformar una mesa médica cuatripartita que nos permitió revisar los estudios de nuestros compañeros. En esas primeras auditorías se reveló que 13 trabajadores presentaban engrosamiento de pleura, una afección asociada a la presencia de asbesto en el organismo.

Este hecho cambió cualitativamente nuestra pelea, ya que hasta el momento la empresa y SBASE sólo querían realizar mediciones ambientales.

Amparados en la Ley de contrato de trabajo y el codigo civil , en febrero de 2019 comenzó la retención de tareas en el Taller Rancagua, que continúa hasta la actualidad.

En junio del 2019 se declaró oficialmente la presencia de asbesto en la Flota Mitsubishi, lo que determinó el ingreso al RAR de los trabajadores y las trabajadoras del área de Tráfico de la Línea B, a la vez que se inició el proceso de retiro de 31 estufas de las cabinas de conducción, que contenían asbesto, proceso que fue auditado por nuestro sindicato. 

Ante la presión ejercida por la AGTSyP, en medio de las elecciones presidenciales a realizarse en el mes de octubre de 2019 se logró ingresar al RAR a todos los trabajadores de talleres de material rodante.

El 15 de noviembre de 2019 presentamos un amparo ambiental el cual fue aceptado por el juzgado: “ASOCIACIÓN GREMIAL de TRABAJADORES del SUBTERRÁNEO y el PREMETRO y otros c/ GCBA y otros s/ AMPARO-AMBIENTAL”, (Exp. 11720/2019-0 / CUIJ: Exp J-01-00060231-7/2019-0).

En diciembre de 2019 recibimos copias de los estudios de muestreos oficiales donde se confirmó lo que habíamos denunciado en el 2018: las flotas Fiat, GEE-CAF, Nagoya en sus series 300 y 1200, y las placas aislantes de las subusinas contienen asbesto.

El 28 de enero del 2020 la jueza dictó una medida cautelar que intimaba a la empresa Metrovías y a SBASE a muestrear todas las flotas en circulación y las que hayan circulado en la red, y a presentar la historia laboral de todos los trabajadores que hubieran desarrollado tareas durante los últimos 40 años.

Como consecuencia del reconocimiento de la presencia de asbesto en la flota Nagoya 5000, se ingresó al RAR a los trabajadores de Tráfico de la Línea C y, unos meses después, a los trabajadores de Tráfico de la Línea E.

El 20 de marzo comenzó el Aislamiento Social Preventivo Obligatorio (ASPO) y como parte denunciante seguimos participando de los muestreos e identificación de los lugares con presencia de asbesto. A la fecha hemos identificado la presencia de este mineral en el 60% de las subestaciones de la red subterránea y del Premetro, en las juntas de los pozos de bomba, en los tableros eléctricos de los centros de potencia, de ventilación y de los cuartos de bomba.

Se confirmó la presencia de asbesto en los antiguos trenes de madera conocidos como Brujas, por lo que ingresaron al RAR los trabajadores y las trabajadoras de Trafico de la Línea A. En enero del 2021 se sumó a los trabajadores del almacén Medalla Milagrosa.

Hasta ahora conseguimos el ingreso al RAR por exposición al asbesto de 2015 trabajadores y trabajadoras del subte, de los cuales 39 presentan engrosamientos pleurales reconocidos por la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT) y 3 desarrollaron cáncer. Uno de ellos, lamentablemente, falleció el 21 de marzo de este año.

El reconocimiento de la presencia de asbesto en el ámbito subterráneo está confirmado luego de tres años de pelea. 

Los trabajadores y las trabajadoras queremos Justicia por nuestros compañeros afectados, el ingreso al RAR de los sectores que faltan y un plan integral para el retiro del asbesto de nuestro ambiente laboral.

 

×

EL ASBESTO MATA

Random Name

Jorge Gabriel Pacci

Nació el 2 de febrero de 1965. Entró a trabajar al subte de Buenos Aires el 24 de julio de 2013. Su primer lugar de trabajo fue en el Taller Rancagua. Luego fue Auxiliar de Estaciones en la línea B. Esposo de Carolina papá de tres hijxs. Uno de ellxs es peón en la línea E.
Falleció por mesotelioma pleural a causa de la exposición del asbesto el 21 de marzo de 2021.

Random Name

Juan Carlos Palmisciano

Nació el 4 de noviembre de 1950. Ingresó al subterráneo de Bueno Aires en 1973, en la linea A. Fue peón de limpieza, guarda, conductor, maniobrista y supervisor de tráfico . Se fue de la empresa por baja médica por accidente en 2002. Esposo de Myriam, papá de Gabriel y Jésica, guarda en la línea H.
Falleció el 30 de enero de 2021 de cáncer de pulmón.